Ir al contenido de la web
Logotipo Ayuntamiento de Calvia

Tu Ayuntamiento

Logotipo Ayuntamiento de Calvia
Visita Calvià Ciudadanía Conoce Calvià

Imprimir p gina

Compartir en Linkedin

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Estudio violencia de género en mujeres mayores

Miércoles , 17 de noviembre de 2021

PRESENTACIÓN EN CALVIÀ DEL ESTUDIO SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN LA MUJER MAYOR DE 65 AÑOS

El protocolo que propone el estudio es el primero de estas características que se elabora a nivel de comunidades autónomas

ESTUDIO: ENLACE
PROTOCOLO: ENLACE

 

Resumen Estudio: ENLACE
Audio Nati Francés 
Audio Maria Duran
Audio Carmen Orte
Audio Lydia Sánchez

El Ajuntament de Calvià ha presentado el Estudio “La violencia de género en la mujer mayor de 65 años. Protocolo de detección”, elaborado por la catedrática de la UIB Carmen Orte y la doctora en Educación Lydia Sánchez, con el objetivo de analizar la realidad de las violencias machistas en el colectivo de mujeres mayores de 65 años e identificar qué factores riesgo se asocian con la violencia de género (VG) en las mujeres mayores.
Concretamente, se ha realizado un diagnóstico de la situación conocida o percibida por profesionales que trabajan con gente mayor y con mujeres víctimas de VG en el municipio de Calvià, así como un análisis de los estudios publicados y, finalmente, una propuesta de protocolo como instrumento de detección e intervención, el primer protocolo de estas características que se elabora en España.
La tenienta de alcalde de Cohesión social e Igualdad, Nati Francés, ha presentado el documento, junto con la concejala de Desarrollo Social, Infancia y Personas mayores, M. Carmen Rojano; la directora del IbDona, Maria Duran, y las autoras del estudio, la catedrática Carmen Orte y la doctora Lydia Sánchez.

Francés ha explicado que el Ajuntament de Calvià decidió llevar a cabo este estudio por la confluencia de dos políticas que son primordiales: la atención a las personas mayores y la lucha contra la violencia de género, y el estudio lo que hace es dar la herramienta a las personas que trabajan directamente con mujeres mayores para detectar esta violencia en las mujeres mayores de 65 años. Un protocolo que dota a estos profesionales de un lenguaje común y unos criterios comunes para hacer saltar las luces de alarma. Nati Francés ha comentado que el protocolo se implementará en 2022 entre los profesionales que, además, ya han participado en la elaboración del estudio, y que se pone al alcance para otras administraciones.
Por su parte, Maria Duran, ha manifestado que este trabajo, y la elaboración del protocolo, es una garantía científica para poder actuar ante sospechas de casos de violencia de género sobre mujeres mayores de 65 años.

Para la elaboración del estudio, según han expuesto Orte y Sánchez, se realizaron 2 grupos focales de personas expertas en materia de violencia de género y en personas mayores que trabajan en Calvià como profesionales del ámbito social, sanitario, psicológico y fuerzas de seguridad, además de otros participantes de servicios de atención domiciliaria, atención primaria, servicios sociales, bibliotecas y policía.
De las informaciones aportadas por estos grupos, se ha llegado a una serie de conclusiones, que se enumeran en la documentación adjunta, que se resumen en que, en general, la mujer mayor de 65 años no denuncia ni solicita ayuda directamente; que las vías más importantes de detección son las personas profesionales o servicios a las que acuden más a menudo y donde el vínculo profesional es de mayor confianza, o que se hace necesario contemplar las campañas de sensibilización de forma diferente y dirigirlas hacia la toma de conciencia por parte de la familia, vecinos y vecinas, amistades, círculos sociales y la comunidad, entre otros.
Fruto del estudio realizado, se ha diseñado el protocolo de detección que, según ha afirmado Orte, es el primero de estas características a nivel de las Comunidades Autónomas y será la herramienta con la que contarán los y las profesionales de diversos ámbitos que trabajan con las mujeres mayores para detectar posibles casos con un lenguaje común y criterios unificados, que establece la gravedades de los diferentes niveles de riesgos detectados en cada situación concreta, y las fases a seguir con las actuaciones y escalas que será necesario emplear si hay sospecha de que la mujer sufre una situación de violencia machista.